Botox intravesical

Es una opción para las pacientes que presentan incontinencia urinaria de “urgencia” y no desean o no han tenido buenos resultados con la ingesta de medicamentos. Este procedimiento endoscópico de mínima invasión inyecta la toxina botulínica en el músculo  de la vejiga con la finalidad de disminuir la intensidad y/o el número de contracciones no inhibidas del detrusor que ocasionan la pérdida de orina. Al finalizar, el paciente es dado de alta el mismo día.