Patologías operables en Urología

En el campo de la Urología General y Oncológica son varios los procedimientos que se pueden realizar mediante esta técnica:

  • Prostatectomía Radical Robótica Avanzada (Cáncer de Próstata)

  • Nefrectomía Radical o Parcial Robótica (Cáncer de Riñón)

  • Cistectomía Radical Robótica (Cáncer de Vejiga)

  • Colposacropexia Robótica (Prolapso de órganos pélvicos con/sin incontinencia urinaria)

  • Pieloplastia Robótica (Estenosis de la Unión Pieloureteral)

 

 

Utilización del sistema quirúrgico Da Vinci

La cirugía de próstata mediante esta técnica es mínimamente invasiva ya que el instrumental se introduce a través de incisiones muy pequeñas. Las transfusiones raramente son necesarias y la medicación analgésica requerida es mínima en aquellos casos en que se necesita. En cuanto a la estancia en el hospital, no es muy larga rondando los 2-3 días. El paciente será dado de alta con la instrucción de caminar mucho y deberá volver a la revisión siete días después para que le sea retirada de la sonda urinaria, un procedimiento ambulatorio que no supera los cinco minutos.

 

 

Recuperación tras la cirugía

Nuestro método quirúrgico destaca por su éxito a la hora de reducir al mínimo los efectos que el tratamiento pueda tener sobre las funciones intestinal, urinaria y sexual.

– Los síntomas intestinales, que pueden ser un efecto colateral problemático en la radioterapia, aparecen sólo en menos de un 2% de los pacientes que se intervienen con este método.

– El 75% de los pacientes que experimentaban una función sexual normal antes de la cirugía volvieron a recuperarla en los 6 meses posteriores al tratamiento quirúrgico. Dos años después de la intervención este porcentaje se eleva a un 85%.

– La recuperación de la continencia urinaria, que puede ser problemática con la prostatectomía abierta convencional o laparoscópica, también mejora con la cirugía robótica. La técnica está logrando la continencia en el 80% de pacientes a 1 mes de la cirugía, y en un 97% a los 6 meses.